La caducidad de los cosméticos…

19 junio, 2015 Comentarios desactivados Categories: Artículo, Sin categoría
  • cosmetico

    ¿Los cosméticos tienen fecha de caducidad?  Pués la verdad es que no la tienen siempre y cuando su envase permanezca precintado, pero una vez abierto sí hay un periodo de tiempo durante el cual el producto se mantiene en condiciones óptimas para su uso. Pasado ese tiempo la oxidación por estar en contacto con el aire y la contaminación por el contacto con nuestra piel los van alterando hasta hacerlos inadecuados para su uso.

    En 2005 la Unión Europea hizo entrar en nuestras vidas el  PAO (Period After Opening) o periodo de validez una vez abierto el envase. Este aparece indicado en los envases con el pequeño símbolo de un envase abierto y el numero de meses durante los cuales su uso está garantizado:  3M = 3 meses, 6M = 6 meses, etc.

    El PAO es muy variable y depende de varios factores: la composición del producto, el destinatario del producto (en los productos para bebes es mucho mas breve), la sensibilidad de la zona del cuerpo a la que va destinada (rostro, ojos, cuerpo), el envase en que se presenta y la forma de dosificación del producto (la posibilidad de contacto con el aire o la piel), el tipo de cosmética (en la orgánica o natural que no lleven conservantes es más breve), etc.

    Hay algunas excepciones en las que el PAO no aparece en los envases: los productos en envases monodosis, los que se presentan en forma de spray por que no entran en contacto directo ni con la atmosfera ni nuestra piel y por lo tanto no se alteran, o aquellos que por su composición son inalterables o no se pueden contaminar.

    Cuando un cosmético supera su PAO las alteraciones mas frecuentes son el mal olor debido a la contaminación bacteriana, el cambio de color y el cambio de textura debido a que se separen los componentes del producto o se altere su composicion. Ni que decir tiene que debemos deshechar los productos que superan su PAO sin lamentaciones pues las consecuencias de continuar usándolos sí son motivo de lamentación: conjuntivitis, irritación, comezón, eczemas y alergias.

    Además de abstenernos de usar los productos “caducados” debemos de ser cuidadosos a la hora de almacenarlos y manipularlos, como haríamos con cualquier alimento o medicamento. No debemos abrirlos hasta que realmente se vayan a usar. Debemos guardarlos en un lugar fresco y seco, resguardados de la luz. Una buena higiene de la piel de manos y cualquier parte de nuestro cuerpo (parpados, etc) que vaya a entrar en contacto con el producto o aplicador disminuirá las probabilidades de su contaminación por bacterias, y por supuesto, mantener el envase bien cerrado cuando ya no lo estemos usando.

    Así que, ya sabes, usa tus cosméticos a discreción: es un despilfarro mayor tener que tirarlos porque ya estan caducados que comprar unos nuevos para reemplazar los agotados.

     



    by:

Comentarios cerrados.